¿Preferís escuchar la nota? Haz click en el reproductor.


Un programa mental es un conjunto organizado de creencias, comportamientos, ideas, pensamientos y emociones sobre el mundo que te rodea. No sobre el mundo objetivo, sino sobre lo que percibís del mundo, sobre lo que concebís mentalmente como el mundo real. Incluso –y esto es lo más importante– sobre lo que creés acerca de vos mismo. Todos tenemos grabada en el inconsciente la información sobre las distintas funciones que cumplimos en la vida y que conforma nuestra identidad. Como si fueran las piezas de un rompecabezas, los roles que desempeñás respecto de la familia, los amigos, la profesión, el tiempo libre o la religión, por citar solo algunos de los campos de los roles que asumimos (al respecto, te recomendamos leer  'Tu identidad y tus roles en la vida'), encajan de distintas formas para armar tu identidad personal.

Tus roles están directamente relacionados con esos programas, con la información de las distintas funciones que cumplís a diario. Está claro que no hablamos de la identidad que figura en tu documento, sino algo que la excede, porque tu identidad es mucho más que tus datos biológicos: también es lo que vos creés que sos ante los demás y en tu diálogo interior, la suma de lo que te gusta y lo que detestás, lo que hacés y lo que pensás.

Los programas mentales, entonces, contienen una suma organizada de datos alojados en tu cerebro (que es el soporte material) y que se transmiten entre las neuronas a través de impulsos eléctricos. Como la información que contienen está relacionada con distintos roles, tenés diversos programas que se ponen en funcionamiento según la situación que enfrentás. El conjunto de tus programas mentales constituye tu inconsciente cerebral.

Por eso te es tan difícil encarar una meta que desafía lo que eras hasta hoy o que contradice un viejo mandato grabado en tu mente: los programas alojados en tu inconsciente ejecutan el código de manera automática para que no haya cambios. Si querés dejar de hacer lo mismo de siempre, lo que no te hace feliz, lo que te frustra y te estanca, el camino es modificar los códigos de esos programas mentales y cargar tu inconsciente con nueva información. En el Método epep lo hacés a través de los ejercicios de programación activa y pasiva.

Al reprogramar tu inconsciente, vas a generar nuevos impulsos electroquímicos para modificar esa materia que son los pensamientos. En efecto, como pensar es una actividad electroquímica, los pensamientos son materia, ¡y podés transformarlos! En el texto 'Consciente e inconsciente: los dos extremos del iceberg', desarrollamos una analogía con esas grandes masas de hielo que se mueven por el océano: el consciente equivale a la parte del iceberg que sobresale de la superficie del mar, porque es una pequeña parte de nuestras capacidades cerebrales, la que nos permite interpretar los estímulos externos que forman la realidad e interactuar con el mundo. Es la parte del cerebro que siente, piensa y actúa con conocimiento de lo que hace.

Pero hay una gran masa de hielo escondida bajo la superficie y que no vemos y representa, en nuestra metáfora, el inconsciente cerebral, que es el que actúa sobre nuestras decisiones de forma automática e irreflexiva y que no mide las consecuencias de sus actos.

Los programas mentales se crean en los primeros años de tu vida, cuando necesitás procesar y almacenar información para sobrevivir en este mundo. En el origen, la información es consciente. Tu consciente genera la información y esta se guarda en los programas mentales del inconsciente cerebral. Luego, por una necesidad biológica de ahorrar energía, el inconsciente cerebral actúa de forma automática a partir de la información acumulada. Sería sumamente desgastante tener que aprender cada día todo sobre el mundo que nos rodea como si nunca lo hubiéramos visto o no supiéramos quiénes somos, qué creemos, qué hacemos y por qué lo hacemos.

Con el entrenamiento epep, vas a cambiar el contenido de la información programada en tu inconsciente cerebral para que tengas nuevas experiencias. Utilizando los ejercicios Programación epep, Observación epep e Imaginación Creativa epep vas a poder modificar las estructuras de pensamiento y las creencias asociadas a las experiencias negativas de tu vida y las vas a reemplazar por nuevos pensamientos y creencias que sean positivos. Cuando se graben en tu inconsciente cerebral, van a ser herramientas que se activarán de manera automática. La reprogramación, una vez que la realices de manera sostenida y por no menos de seis meses, hará que no necesites de la fuerza de voluntad para encontrar los recursos que te lleven desde el deseo hasta su concreción, la conquista de tu propósito. Serán tus nuevos programas mentales los que te faciliten esa tarea.