¿Preferís escuchar la nota? Haz click en el reproductor.


La observación es una de las dos actividades que se realizan en la Programación pasiva. La otra es la gestión del diálogo interior, y las dos están estrechamente relacionadas con la inteligencia intrapersonal, que es una de las ocho inteligencias múltiples. Todas las inteligencias son habilidades que tenés y, en el caso de la intrapersonal, implica conectarte con vos mismo para conocerte, motivarte y poder controlar tus acciones.

La mayoría de las decisiones que tomás son inconscientes, por eso es tan importante que descubras la forma en que trabaja tu inconsciente: eso te va a permitir neutralizar sus pensamientos automáticos negativos y reprogramar el inconsciente para que adopte pensamientos dominantes positivos.

En esta etapa del Método epep, observar no significa mirar lo que pasa a tu alrededor, sino que es una observación interna que consiste en prestarle atención a lo que pensás, decís, sentís y hacés respecto al programa en el que estás trabajando. Es una capacidad que vas a entrenar con la práctica del ejercicio de Introspección epep (si seguiste el orden, ya lo viste en uno de los primeros textos, 'La importancia de ejercicio de Introspección').

Es habitual que durante el día, sin intención aparente, surjan en tu mente pensamientos que intentan disuadirte de la obtención de tu deseo-propósito. Son pensamientos que te dicen que no vas a lograrlo y te explican de forma burda por qué no vas a cumplir tu objetivo.

En otros textos del Método epep trabajamos con un ejemplo: el de un empleado contable raso que se propone ser un profesional contable con un cargo jerárquico. En ese caso, un pensamiento negativo típico sería: '¿Cómo voy a conseguir un cargo jerárquico justo yo, que desde hace años soy un simple asistente que cumple las órdenes de su jefe y hace sus tareas?'. El objetivo de ese tipo de pensamientos automáticos es disuadirte de seguir adelante con tu propósito y ellos te muestran imágenes de tu pasado para reafirmar lo que está grabado en tu inconsciente: que no podrás cambiar esas situaciones.

Observar el mecanismo por el que afloran esas ideas nocivas te va a permitir eliminarlas con la Programación pasiva, transformándolas en pensamientos dominantes positivos formulados en tiempo presente. En el ejemplo, el cambio sería: 'Yo logro tener un cargo jerárquico porque sé como se hace ese trabajo, lo hice muchos años cuando era un asistente contable'. En la afirmación, ya lo lograste. Disfrutás de tu éxito aquí y ahora.

Una vez que lo hayas enunciado, sumalo a la lista de tus pensamientos dominantes y tené esa lista siempre a mano. Te servirá para contrarrestar esas tendencias al autoboicot que nacen en tu inconsciente. Encontrarás la guía para realizarlo en el artículo 'Paso 4: Programación pasiva contra el autoboicot'.